Inbound Marketing: técnicas para atraer, convertir y fidelizar.

Cuando hablamos de Marketing Digital, es inevitable que el término Inbound Marketing salga a relucir. ¿Por qué? Porque esta disciplina del Marketing Digital lleva siendo una de las tendencias en los últimos años, debido a su capacidad para atraer a los clientes.

El cambio de hábitos y preferencias a la hora de comprar por parte de los usuarios ha marcado un antes y un después en la estrategia de marketing. Ha hecho que las marcas tengan que replantarse cómo llegar a este consumidor. A principios del siglo XXI vivimos una verdadera revolución tecnológica. Pues bien, estos años estamos ante una revolución en la forma de consumir.

¿Qué es el Inbound Marketing?

Esta pequeña gran revolución que tiene como protagonista al consumidor es el dolor de cabeza de las marcas. El Inbound Marketing nació para dar respuesta a esta realidad. ¿Cómo? Haciendo que sea el propio usuario el que interactúe con las marcas. Es él mismo el que las encuentra, sin interrupciones no deseadas. Una forma efectiva de decir adiós al marketing intrusivo, del que la mayor parte de los usuarios huyen.

Inbound Marketing

El Inbound Marketing genera contenido para el usuario a través de diferentes canales digitales. El objetivo es que el usuario encuentre este contenido relevante, que le suponga un valor añadido. Si lo comparamos con el marketing tradicional, que busca vender a toda costa, el Inbound Marketing crea una atracción hacia el usuario para generar nuevos negocios a las empresas.

El proceso de compra.

inbound marketing

El Inbound Marketing ofrece una forma de garantizar el proceso de compra que va más allá de ir detrás del usuario instándole a que compre. Huye de lo intrusivo y le atráe, ¿pero cómo? Creando contenido relevante. Este contenido es la base para generar el resto de acciones, y genera tráfico nuestra web, a través de blogs, de las Redes Sociales.

¿Qué aspectos fundamentales tenemos que cuidar en nuestra estrategia de marketing de contenidos? El posicionamiento SEO es fundamental en esta parte, porque es el que garantiza que en el proceso de búsqueda en Internet, nuestra marca aparezca en las primeras posiciones. Y debemos elegir bien el formato, adecuándonos a la audiencia.

A través de este tráfico comenzaremos a conocer a nuestros internautas, y nos permitirá saber qué quieren. Es en esta parte cuando diseñaremos la estrategia orientada a convertir esos clientes potenciales en clientes reales. ¿Cómo? Con formularios y llamadas a la acción donde nos faciliten sus datos. Es importante hacer de esta parte llamativa y totalmente orientada hacia ellos. La información que no ayude a este objetivo, no sirve para nada, y es mejor prescindir de ella.

Por último, necesitamos fidelizar al cliente. El boca-oreja siempre ha sido la técnica favorita del marketing, y el objetivo final. Este hecho se ha potenciado con la llegada de las Redes Sociales.

Por último, pero no por ello más importante, debemos medir nuestros resultados. Es gracias a esta medición que sabremos cómo reorientar nuestra estrategia, pues de nada nos sirve crear contenido si no sabemos con qué fin lo estamos haciendo. Medir la rentabilidad no es solo algo que el cliente te pedirá, sino algo que tú mismo debes manejar.

 

 


Es el momento de reorientar tu estrategia digital.

Si no has tenido suficiente con este contenido, y quieres saber de verdad cómo hacerlo, podemos ayudarte. Sabemos cómo hacer para que llegues a tu público objetivo y conseguir que nunca se vaya.

Pásate por nuestra web para ver nuestros trabajos o llámanos al 91 635 52 64 y te atenderemos encantados.

María Reyes Díaz

Copy Sapiens y Content Manager. Amante de la escritura y de la comunicación sumergida en el mundo digital.

Deja un comentario